miércoles, 24 de agosto de 2016

El acto médico en entredicho


Extracción percutánea de cálculos

Fuente: www.ocurology.com

Un ambiente libre de bacterias es una utopía. Sin embargo, este ideal nos es vendido continuamente por los fabricantes de jabones, detergentes, desinfectantes y afines. Las bacterias, sean patógenas o inocuas viven sobre todas las superficies imaginables, incluidas la piel y la de los ambientes hospitalarios. La desinfección de alto poder como la que ocurre en la sala de operaciones elimina los patógenos pero no todas las formas vivientes y en todo caso lo hace en un ambiente confinado a los límites del llamado “campo operatorio”. Por otro lado, tanto el uniforme de los cirujanos como el material quirúrgico son estériles. De todo el universo de operaciones la posibilidad de infección pos operatoria es mínima o incluso rara.

Estos comentarios vienen a colación con el penoso caso de la paciente con cálculos renales que sufrió la amputación de las zonas distales de sus extremidades luego de una infección generalizada. Con el paso de los días la información médica ha ido apareciendo y aclarando ciertas dudas que me permiten esbozar algunas conclusiones al margen de las que han dado otros médicos.

La orina contiene minerales que se excretan como desechos metabólicos, entre ellos el fosfato de amonio, calcio, magnesio, sodio, potasio, bicarbonato, entre otros. En casi todos los casos eliminamos estos minerales sin ningún daño. En algunas personas la infección urinaria por gérmenes que desdoblan la urea (un producto de desecho del metabolismo de las proteínas) generan un ambiente “alcalino” que favorece la cristalización de los fosfatos que precipitan con el magnesio y forman un cálculo llamado de struvita o coraliforme que adopta la forma del sistema colector renal y el uréter (una forma parecida a un coral). El cálculo puede llegar a obstruir por completo la salida de orina y con el tiempo anular por completo la función del riñón obstruido. Primera conclusión, el cálculo en mención es secundario a una infección, segunda conclusión, la paciente mencionada tenía solo un riñón funcionante acaso el otro fue anulado por los cálculos. La formación de estos cálculos puede tomar entre 4 a 6 semanas y no dar síntomas. Un riñón anulado no afecta la función renal pues el que queda asume la tarea que debieron realizar ambos.

La litotricia es una técnica de sonido que rompe los cálculos, como un gran sismo controlado que destruye los cristales pero no está exenta de complicaciones y su eficacia en el mejor de los casos llega a cerca del 70%. Es decir, no hay seguridad que se eliminen los cálculos por completo. Debido a la forma tortuosa del cálculo, la eliminación de los cálculos se hace en forma combinada, litotricia más la extracción de los residuos mediante la colocación de una sonda que ingresa a través de la piel. A veces no basta una sola intervención y se debe repetir una o las dos técnicas. En todo caso, la infección urinaria se trata con antibióticos y los procedimientos e hacen con la orina “limpia”.

La paciente en mención regresó al hospital ante la ausencia de micción. Acaso un residuo del cálculo tapó el uréter del único riñón funcionante. En este caso el tratamiento es colocar una sonda para destapar la obstrucción y salvar el único riñón útil.

Se menciona que la bacteria implicada es la Pseudomonas sp. Esta bacteria es un habitante “natural” de los ambientes hospitalarios vive en medios acuosos como lavabos, baños, agua para floreros o duchas. Más aun, crece espontáneamente en las zonas húmedas del cuerpo como axilas, zona perineal (genital) u orejas. Lo de espontáneo merece una pequeña explicación: las bacterias viven en colonias, las diferentes especies se anulan entre sí y alcanzan un equilibrio ambiental, cuando una colonia muere por efecto de antibióticos y/o desinfectantes, otras colonias crecen sin oposición.

Es posible que la Pseudomonas sp. Se haya adquirido dentro del ambiente hospitalario o habiéndose colocado el catéter en condiciones óptimas se haya colonizado en los días siguientes a partir de las bacterias de la piel de la propia paciente. Incluso existe la posibilidad de la adquisición de tal bacteria en la unidad de cuidados intensivos, hecho que puede suceder incluso en los centros que cuentan con medidas apropiadas de bioseguridad. Las infecciones intrahospitalarias son un riesgo en todos los hospitales del mundo.

¿Cómo una infección urinaria desemboca en necrosis de dedos de manos y pies? Dos explicaciones, las toxinas bacterianas pueden generar un proceso rápido y masivo de trombosis intravascular (coágulos que tapan las arterias), entre las bacterias causantes esta la Pseudomonas sp. como Staphyllococcus, Streptococcus, entre otras. La otra explicación descansa en el hecho de que si la paciente estaba en una condición llamada shock séptico, cuando entre otras complicaciones la presión arterial cae peligrosamente, los fármacos usados provocan que una contracción arterial que aumenta la presión pero que en algunos casos pueden generar una necrosis.

En cualquier caso, estamos hablando de un caso penoso que merece nuestra empatía y una rehabilitación física y psicológica. Pero de allí, hablar de negligencia sin las pruebas y la pericia necesaria, de mencionar prisión preventiva, retiro de pasaporte (¿?) –solo basta una requisitoria-, embargo preventivo de bienes es de una audacia malsana.

Primero la investigación y discreción del caso. Algunas evidencias nunca van a poder ser recogidas, no por dolo sino por la naturaleza de los eventos. A las partes involucradas, a ambas, mantener la cordura y la razón por sobre las emociones. Al periodismo, primero investigar antes de hablar, pensar antes que calificar, disculparse ante los exabruptos ya mostrados y sobre todo no anteponer el rating al dolor humano.

Este caso va a generar discusiones secundarias, ya lo estamos viendo. Los argumentos no deben provenir de la revancha ni la indignación irracional. Debemos preparar los mejores argumentos por el bien común y nosotros, los médicos, buscar sobre todo el mejoramiento continuo.

Es todo. Por ahora.

  

viernes, 3 de junio de 2016

Reflexiones al borde del abismo


Foto del muro de Facebook de Heduardo Rodriguez 

Fuerza Popular funciona como una empresa donde Keiko Fujimori sería dueña de la marca, Joaquín Ramírez su tesorero y Jose Chlimper haría las veces de CEO. Sería una organización organizada y compartamentalizada (si cabe el término). Fuerza Popular tiene una misión: el poder y de su visión prefiero no ahondar.

Por eso, carece de doctrina ya que tiene objetivos y metas. Del mismo modo no logra acuerdos políticos de consenso, consigue alianzas estratégicas, sin importar de dónde proviene el apoyo si le es útil a sus intereses. Eso explicaría sus adhesiones recientes: mineros ilegales, transportistas ilegales.

En una sociedad que ha crecido en nombre del éxito personal y donde el logro de metas es lo más importante, no sorprende que en un sector de la población sea inmune a las múltiples evidencias de corrupción en Fuerza Popular. Cuando el emprendedurismo ha calado tan hondo, los valores no importan, en realidad no se conocen y encima no dan dinero.

Valores como democracia, libertad de prensa o independencia de las instituciones por eso suenan tan extraños, en una empresa o en una corporación no se admiten las disidencias, para eso te canbias de trabajo o simplemente te despiden.

Pero esta reflexión a la inversa conlleva un pequeño problema, pequeños para aquellos, grande para nosotros. No nos podemos cambiar de país tan fácil (en todo caso no millones de personas como en Medio Oriente) sin provocar una crisis de proporciones y el colapso del país y no nos pueden despedir a todos (deportar o lo peor, “desaparecer”).

En este país debemos convivir todos y nos queda claro que las cosas como están, con una corrupción rampante y el narcotráfico infiltrando todo, nos llevan a un inviable modelo de sociedad. Nos ha costado mucho en término de años de vida perdidos, de muertes y colapsos económicos para volver a un régimen totalitario que persigue y destruye la disidencia, que deforma la verdad en su provecho, que toma el Estado como un botín y una estructura catalizadora de sus propios negocios o los de sus secuaces y leales seguidores.

En cierta medida, la campaña de Keiko Fujimori ha reeditado la campaña de su padre contra Mario Vargas Llosa, repasen las mentiras, la manipulación de la información, el desprecio a las denuncias, el populismo sin vergüenza, el ataque venal basado en la construcción de pruebas falsas. Keiko es su padre si no nos hemos dado cuenta, pero 25 años después.

La sociedad es otra, le quedan las cicatrices de la oprobiosa dictadura y por lo tanto desde un sector no despreciable, nos encargamos de recuperar la memoria, de luchar por las libertades y por el deseo de una sociedad mejor, la que todos merecemos. Pero del otro lado, los esbirros de la dictadura se han reciclado y otros se han diversificado. En aras del emprendedurismo arrasan con las reglas democráticas y de convivencia. Otros, sobre todo los del pasado ostentan un ajuar democrático pero siguen siendo sus “topos”, ellos añoran los años del pensamiento único y del modelo salvador. Añoran la aplanadora del fujimontesinismo.    

Ante esta dicotomía, las elecciones son un plebiscito entre democracia y dictadura encubierta, entre diversidad en armónica convivencia y totalitarismo, entre ciudadanos de verdad y consumidores o receptores de programa de ayuda social. Como en algunos episodios de nuestra vida republicana nos hemos colocado otra vez muy cerca del abismo, pero ahora la posibilidad de alejarnos de él la tenemos en nuestras manos o mejor dicho, nuestros votos.

Tenemos este 5 de junio la oportunidad de implantar un punto de quiebre, de desplazar al narcoestado y a la corrupción que conlleva, de no caer en la violencia, de sentar paulatinamente las bases de una nueva sociedad. Nadie dice que será fácil. Muchas batallas nos esperan, pero al menos lo haremos en libertad, con la capacidad de escuchar a todas las voces y de llegar a consensos.

De eso se trata este domingo, de construir un Perú mejor.


viernes, 8 de abril de 2016

#KeikoNoVa


Fuente: Ubícate 

Una entre las tantas calamidades que trajo el fujimorato  a nuestro país y a las generaciones venideras fue la perversión de la moral pública. El fin que justifica los medios, el todos contra todos, el éxito a toda costa -no importando si en el camino quebramos principios, instituciones o personas-, la mentira como medio de cambio, la negación del otro y de las verdades, el no llamar las cosas por su nombre, la componenda clandestina, la comisión por “negocios”, el reglaje de los opositores, la denigración del que piensa distinto a uno, el arrasar como medio de avance, la no construcción de consensos. La lista podría continuar.

Los casos criminales, algunos ya están judicializados y por esos delitos (no errores) Fujimori, Montesinos y muchos de sus cómplices (pero no todos) purgan condenas en la cárcel. Otros delitos y otros cómplices esperan juicios y el reconocimiento de los delitos. Pero alguien podría decir que no todos pueden pagar por los responsables directos, pero si se asume un proyecto político que reinvidica el pasado lo mínimo esperado es el reconocimiento y la solicitud de perdón y hacer lo posible para que los presuntos culpables sean juzgados y las víctimas tengan una reparación moral y económica.  

A estas alturas de la elección no podemos mover al fujimorismo de su cómodo primer lugar. La lucha continua para la segunda vuelta.

Pero si creen que el fujimorismo ha cambiado entonces cómo se pueden explicar las decisiones del JNE; el psicosocial del “Golpe de Estado” que circuló por Whattsapp y las redes sociales horas antes de la marcha contra otro 5 de abril; o, las revelaciones sobre los aportantes de la campaña de Keiko en los Panama Papers.

Otra pregunta que no se quiere responder es por qué miles de personas salen a la calle a protestar contra solo uno de los candidatos, Keiko Fujimori, por qué cientos de intelectuales y académicos firman una carta sobre la misma candidata y no contra otros.

La respuesta podría estar en que a diferencia del resto aquella candidata representa una buena parte de la política peruana más nefasta (la otra es Alan García, pero de aquel se encargaron Fernando Olivera y el menos de 5% de intención de voto) que muchos de nosotros no queremos repeir pues el fujimorismo rela no ha desaparecido permanece agazapado, en estado latente, esperando nomás limpiarse por la vía electoral para mostrarnos su más toxico rostro.


Por eso, #KeikoNoVa

sábado, 21 de noviembre de 2015

Respuesta del Dr. Miguel Palacios Celi



Las preguntas del post anterior fueron enviadas a todos los candidatos al decanato nacional del Colegio Médico, siendo las 09:00 horas, hasta el momento el Dr. Miguel Palacios Celi es el único que ha tenido la gentileza de responder el cuestionario. Seguiremos esperando las respuestas de los otros candidatos pues NO han respondido ni han hecho ningún comentario al mensaje recibido. A Patrick Wagner, Jesús Bonilla y Tomy Villanueva los seguimos esperando. La no respuesta dice mucho de lo que pueden hacer en el futuro.

Paso a transcribir textualmente sus respuestas para que la opinión pública tome sus propias conclusiones:

· Salud reproductiva ¿cuál sería la posición del CMP frente al aborto terapéutico y la píldora del día siguiente?
Pese al avance de la Ciencia y a la existencia de métodos terapéuticos de enfermedades que eran incurables que ponían en riesgo la salud de la gestante, siguen existiendo cuadros clínicos que ponen en riesgo la salud y la vida de la mujer, en los que el aborto terapéutico se justifica
El debate sobre Anticoncepción Oral de Emergencia (AOE) se ideologizó, la Ciencia basada en evidencia fue discutida en las instancias técnicas y especializadas del CMP y se tomó la decisión de aceptar este método

· Derechos humanos ¿cuál sería la posición del CMP en el caso de la esterilizaciones forzadas?
Uno de los tres pilares básicos de nuestro filosofía ancestral es el Humanismo en la Medicina, es el consentimiento informado y la No discriminación; y estas Esterilizaciones Forzadas es un atentado contra estos pilares básicos, por lo que las rechazamos.

· Educación médica ¿Cuál sería la posición del CMP frente a la educación de pregrado y la proliferación de las facultades de medicina?
La Malla curricular en Pre grado debe estar orientada a resolver los temas de Salud Pública.
El CMP debe oponerse a la proliferación de nuevas Escuelas y Facultades de Medicina, impulsar una medida legal primero para oponerse a esta proliferación y segundo exigir la Acreditación de las existentes.

· Investigación ¿Cuál sería la posición del CMP en el desarrollo de la investigación clínica y epidemiológica en el Perú?
En general debemos demandar el aumento del presupuesto que el Estado destina a la investigación en el Perú, de 1% que es en la actualidad a 4% del PBI y el CMP debe retomar este tema re instalando el Premio Nacional de Investigación Médica, iniciativa que se aperturó en el año 2010 (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21308213)
Además, como Colegio Médico debemos investigar la problemática de la profesión médica para generar propuestas de solución y hacer incidencia política basada en evidencias para lograr cambios en nuestra profesión y población en general.

· Industria ¿Cuál sería la posición del CMP frente a los tratados de comercio internacional como el TLC, TPP y el dilema patentes versus emergencia sanitaria?
En el tema de los Convenios Internacionales del Perú, como País, tipo TLC, Convenios Regionales, mas allá de los intereses económicos en juego, a nosotros como CMP nos compete defender la Salud de los Peruanos y exigir que el Estado haga uso de las herramientas legales que existen, como las Licencias Obligatorias para el caso de Medicamentos que apuntan a resolver emergencias sanitarias

· Salud pública ¿Cuál sería la posición del CMP frente a la inmunización, los transgénicos y la regulación por una comida saludable y una vida libre de tabaco?
La inmunización es la actividad de Salud Pública que ha demostrado una gran efectividad en los últimos 200 años de nuestra historia, aunque reconocemos que no son completamente eficaces, constituyen una de las intervenciones más seguras en salud.
En cuanto a Los Transgénicos hay que ser cautelosos, si bien no se ha demostrado daño sobre la salud de los humanos, debemos implementar el uso continuo de evaluaciones según los principios de Codex, incluyendo el monitoreo post comercialización, para evaluar la inocuidad de estos alimentos
La Ley sobre alimentos saludables, está a la espera del reglamento, sabemos el gran interés comercial y los conflictos de interés en medio de este debate, nosotros haremos lo que nos corresponda en defender la alimentación saludable de nuestra población, incluyendo una vida libre de tabaco considerando el convenio marco que se ha ido implementando en muchos países con importantes resultados, y para ello se requiere un Colegio Médico más propositivo que asuma el mandato constitucional de iniciativa legislativa.

· Ejercicio profesional ¿Cuál sería la posición del CMP en un mercado laboral diverso y sujeto a la oferta y la demanda con propuestas como el tarifario médico?
El Mercado laboral del médico, se ha polarizado en estos últimos 5 años, el Estado es el empleador principal y atrás sigue el sector Privado, aún heterogéneo, pero cada vez mas consolidado en Oligopolios
En el tema del Tarifario Médico, hacerlo o mejorarlo es una tarea nuestra, pero la lucha está en implementarlo, para ello nosotros tenemos una estrategia para presentar Proyecto de Ley y hacer la gestión en el seno del Congreso y aprobar mediante una Ley del Estado la implementación del Tarifario Médico.

· Emergencias Nacionales ¿Cuál sería la propuesta del CMP para prevenir y manejar los riesgos potenciales de desastres naturales como terremotos o el Fenómeno El Niño?
La Prevención, la letanía de dictar medidas o promulgar decretos de última hora, ante el Fenómeno del Niño por ejemplo, es una práctica que ya debemos erradicar. La educación y sensibilización de la población es otra medida que alentaremos, la participación ciudadana consciente y organizada, ha permitido vencer y superar muchas epidemias y tragedias a través de la Historia. 

viernes, 13 de noviembre de 2015

Preguntas abiertas a los candidatos al Decanato del Colegio Médico



El siguiente domingo 22 son las elecciones del Colegio Médico del Perú, se han presentado varias candidaturas al cargo de Decano Nacional y de Decanos de los Consejos Regionales. El camino está empedrado de enfrentamientos, medias verdades y tachas. Hechos que se ventilan en los corrillos de los hospitales y algunos se filtran entre líneas en la página web del Colegio Médico.

Para muchos de los médicos es indiferente y no pocos deciden su voto en el último momento o por referencias de amigos o compañeros de trabajo. Para los candidatos la única manera de aproximarse a sus electores es haciendo visitas a hospitales pero una buena parte de los médicos trabajan en clínicas particulares, consultorios privados, universidades, oficinas del sector público, corporaciones y organismos no gubernamentales, la dispersión es tal que se hace imposible que un candidato llegue a todos sus potenciales electores.

Por eso la internet se ha convertido en un adecuado medio de comunicación que discurre a través de grupos de casillas electrónicas o a través de las redes sociales como Facebook.

Sin embargo, más allá de los nombres de las agrupaciones que no pasan de un lugar común y las frases no pasan de una retórica trasnochada.

Pero el ejercicio del Decanato exige ir más allá de las frases bonitas y a pesar que para muchos de mis colegas el Colegio Médico no incide directamente en la manera como ejercemos nuestra profesión considero importante saber a quién elegir pues un Decanato honesto e inteligente, bien llevado puede orientar en buen sentido un mejor ejercicio de la medicina en el país, digo orientarlo, no ejecutarlo pues esto va más allá de las atribuciones del Colegio, los entes encargados del cambio permanecen en el estado, las universidades o las corporaciones prestadoras de salud.

Y en eso hay que ser claros, el Colegio Médico no tiene capacidad de decisión directa, primer punto a considerar al escuchar las promesas de los candidatos. Sin embargo, el Decano, su junta directiva y la manera como la ejecutan es la imagen que ve el público y los sectores que toman decisiones.

La imagen del médico, nos guste o no, se ha deteriorado en los últimos años, en parte por acción propia del gremio y en parte por las decisiones que han tomado tanto el sector público como el privado.

Por eso es importante tomar una decisión informada y conocer lo que piensan los candidatos, sus opiniones frente a temas puntuales o su silencio nos darían una idea de su actuación en el siguiente periodo del Decano.

La experiencia del Decanato del periodo que expira ha demostrado que no bastan los discursos estridentes o las frases bonitas para ejercer un liderazgo eficaz y digno de la profesión donde la calidad académica es uno de sus pilares fundamentales, no debemos olvidar que  la medicina es una ciencia al servicio de los seres humanos.

Para tal fin esbozo ocho preguntas donde solicito a los candidatos su opinión, a saber:

  1. Salud reproductiva ¿cuál sería la posición del CMP frente al aborto terapéutico y la píldora del día siguiente?
  2. Derechos humanos ¿cuál sería la posición del CMP en el caso de la esterilizaciones forzadas?
  3. Educación médica ¿Cuál sería la posición del CMP frente a la educación de pregrado y la proliferación de las facultades de medicina?
  4. Investigación ¿Cuál sería la posición del CMP en el desarrollo de la investigación clínica y epidemiológica en el Perú?
  5. Industria ¿Cuál sería la posición del CMP frente a los tratados de comercio internacional como el TLC, TPP y el dilema patentes versus emergencia sanitaria?
  6. Salud pública ¿Cuál sería la posición del CMP frente a la inmunización, los transgénicos y la regulación por una comida saludable y una vida libre de tabaco?
  7. Ejercicio profesional ¿Cuál sería la posición del CMP en un mercado laboral diverso y sujeto a la oferta y la demanda con propuestas como el tarifario médico?
  8. Emergencias Nacionales ¿Cuál sería la propuesta del CMP para prevenir y manejar los riesgos potenciales de desastres naturales como terremotos o el Fenómeno El Niño?

Trataré de hacer llegar las preguntas a todos los candidatos usando todos los medios posibles , las respuestas pueden enviarse a la sección comentarios los que serán publicados sin ninguna modificación en sucesivas comunicaciones de este blog.



viernes, 2 de octubre de 2015

Sugerencias desacertadas


Foto: Infografía de La República 
El día de ayer, primero de octubre apareció en el diario La República un reportaje acerca del potencial aumento de incidencia de algunas enfermedades a causa de los cambios climáticos producidos por el fenómeno El Niño. Se menciona que debido a las lluvias y desbordes de ríos van a aumentar las enfermedades transmitidas por vectores, como la malaria, dengue, chikungunya y peste bubónica, así como aquellas que son consecuencia de la exposición a aguas contaminadas como infecciones entéricas. Por otro lado, el artículo remarca por oposición las enfermedades que pudieran rebrotar en el sur por efectos del frío y la sequía, hablando de las infecciones respiratorias. Acompañan al artículo un mapa del Perú con la distribución geográfica de enfermedades y un comentario que es el motivo de este post y reproduzco íntegro:
Enfoque
Carecemos de especialistas ante El Niño  

Patrick Wagner Médico 
Desde la Academia Nacional de Medicina, consideramos que el Ministerio de Salud no va a tener la capacidad suficiente para enfrentar los efectos de todas las enfermedades infecciosas. El país afronta un grave problema al contar con un bajo número de especialistas y con un fenómeno El Niño el panorama se agrava. Por ejemplo, contamos con 160 infectólogos en todo el país. En Tumbes tenemos apenas un solo especialista infectólogo.  A nivel nacional tenemos 671 gastroenterólogos, la mayor parte de ellos trabajan en la capital; por último, al haberse registrado más de medio millón de nacimientos en el Perú, resulta insuficiente que solo hayan 164 neonatólogos. Al Minsa le tocará trabajar mucho en la prevención y preparación de la población,  es decir, en educar a la gente para que las epidemias no dejen saldos lamentables. La situación es preocupante y esperemos que el Ministerio escuche las sugerencias de la Academia Nacional que ha sido creada, para asesorar ante eventualidades como esta. 


Viendo este problema desde un enfoque curativo se puede resaltar una deficiencia de especialistas pero el Dr. Wagner acaso obvia o desconoce que ante la amenaza de El Niño  estamos hablando aquí de promoción de la salud y de prevención de enfermedades. Las epidemias potenciales son afectadas aquí por un deterioro de los determinantes sociales de la salud y un entorno ambiental adverso. Adecuadas condiciones de vivienda, acceso a agua potable, manejo de excretas, buena disposición de alimentos, orden social, entre otros, son requisitos indispensables para atenuar los efectos sanitarios de El Niño, y estos determinantes están fuera del ámbito del Ministerio de Salud, quien si tiene la responsabilidad de capacitar bien a sus cuadros, de elaborar las normas de prevención, vigilancia epidemiológica y tratamiento de casos. Históricamente las epidemias, cómo la del cólera o el dengue, no la han manejado exclusivamente los "especialistas" sino los médicos generales, enfermeras y personal sanitario, que usualmente pertenecen a la misma localidad. No estamos hablando de enfermedades nuevas, a excepción del chikungunya, sino de enfermedades endémicas a las que el personal local ya está habituado a manejar. Entonces al MINSA le compete reforzar los conocimientos del personal y sobre todo implementar agresivas medidas de vigilancia epidemiológica así como proveer de los insumos adecuados. Las normas de atención, que ya existen, si pueden actualizarse en el llamado nivel central del MINSA pero para eso se requieren solo de un grupo de expertos.

Las otras medidas de contención le pertenecen a los sectores Vivienda, Transportes y Comunicaciones, Agricultura, Interior, Defensa y Presidencia del Consejo de Ministros con sus organismos descentralizados. Utilizar el pretexto de un fenómeno natural para lanzar argumentos incluso fuera del ámbito de una epidemia como el número de neonatólogos, no habla muy bien de la capacidad de análisis del autor de la columna e involucra a una institución longeva como la Academia Nacional de Medicina, que dicho sea de paso exploré su página web para averiguar sobre sus objetivos institucionales pero aparecía como no disponible.

Opiniones como la del Dr. Wagner no ayudan a enfrentar los problemas venideros, pues la crítica bien razonada debe ir acompañada de una inteligente propuesta y eso no se ve en su columna de opinión.


sábado, 12 de septiembre de 2015

Somos cancela columna semanal del Dr. TV



Luego de la denuncia en este blog, el rastreo de los textos fue recogido por el portal Utero.pe quien descubrió mas evidencias de plagio. La noticia inicial rebotó en otros medios. El sábado anterior no apareció la columna del Dr. TV en Somos, supuse por ser una edición especial.

Hoy, la revista Somos publica un recuadro donde confirma que el Dr. Borda ha cometido plagio y que El Comercio ha decidido cancelar su columna "fiel a su política de respeto por los lectores".

Obvian los comentarios, El Comercio ha sido consecuente con su línea, si canceló las columnas del cardenal tenía que hacer lo mismo con las del Dr. Borda.

La comunicación social de la medicina es una estrategia decisiva en la promoción de la salud de las personas y es muy importante la existencia de espacios de difusión de temas sanitarios en los medios de comunicación, más aun en vista de posibles catastrofes ambientales y sanitarias por la ocurrencia del fenómeno El Niño.

Cualquier plagio, venga de donde venga, lesiona gravemente esta  función de comunicación y la confianza de las personas, asimismo constituye una falta moral en el ejercicio de la medicina.

Además el Dr. Borda cometió otra falta, encargar sus columnas y no supervisar lo que sus encargados hacían.